Feeds:
Entradas
Comentarios

original

Hace unos meses, en uno de esos largos trayectos en avión, dentro de la oferta de películas de la Thai, encontré una que se llamaba “Divergent”. Perdonad mi incultura novelística y cinematográfica, pero no la conocía. Cuando leí el argumento, me llamó la atención y allí me lancé a verla. No quiero hacer spoilers, pero necesito explicar algunas cosas para introducir el tema y explicar por qué me pareció tan interesante.

La película es la primera parte de una trilogía basada en las novelas de la estadounidense Verónica Roth. En una sociedad futurista, la población está dividida en 5 facciones, comunidades de personas con valores, comportamientos, costumbres y formas de ver la vida diferentes. Estas facciones son: Osadía, Verdad, Abnegación, Compasión/Cordialidad y Erudición. Cuando los jóvenes cumplen 16 años tienen que pasar una prueba de Aptitud para saber a qué facción pertenecen. Pues bien, la protagonista, Tris (Beatrice), hace la prueba, que consiste en una simulación de situaciones a las que tiene que responder y, oh, sorpresa, sus respuestas no pertenecen a ninguna en concreto, tiene igual Aptitud para 3 de ellas. Descubre que es “Divergente”, que quiere decir que no encaja en ninguna, pero tiene que guardar el secreto, pues ser Divergente es peligroso.

Trabajando con personas con Altas Capacidades no pude evitar hacer la comparación. Personas que no encajan en una normalidad, en una definición, que tienen maneras diferentes de responder, de pensar, de estar en el mundo, que por ser como son, son incomprendidas y sufren muchas veces, por esa diferencia, acoso, mobbing, y un largo etc.

Seguir leyendo »

orient express machu pichu 2No viajamos para escapar de la vida, viajamos para que la vida no se nos escape (autor/a desconocido)

RAE:

viajar.

1. intr. Trasladarse de un lugar a otro, generalmente distante, por cualquier medio de locomoción.

 

Me considero una viajera. Viajar es una de mis grandes pasiones. Y es inevitable que recomiende viajar a mis pacientes y a las personas que conozco. Algo subjetivo que hago como persona de a pie, pero que cada vez más estoy comprobando también su efecto terapéutico.
Seguir leyendo »

gimnastica

La gimnasia artística es un deporte que requiere no solamente de una gran habilidad física, sino que conlleva un constante contacto con el riesgo a caídas y lesiones. Es un deporte donde el miedo es normal, a la vez que las mismas acrobacias y elementos comportan una forma de diversión e incluso de estar en la vida.

Los deportistas, balilarines,  en general, se dice que piensan con los pies. Su manera de procesar y vivir es a través del cuerpo. Esto es muy importante tenerlo en cuenta en caso de que se tengan que tratar psicoterapéuticamente, pues la palabra o el racionamiento puede no llegar a los problemas con los que se encuentren.

Algunas veces los y las gimnastas se pueden estancar a la hora de adquirir un movimiento, o puede que ya no les salga después de un tiempo practicándolo. Pueden entrenar con excelencia, pero a la hora de competir, no hacer su ejercicio con la misma fluidez, o, incluso caer de la barra o las paralelas. Pueden quedarse en blanco en mitad de su ejercicio o ver aumentar su ansiedad las horas y minutos previos a la competición, con la alteración física que ello supone (a nivel digestivo, dolor, etc.).

Seguir leyendo »

De mayor quiero ser…

IMG_7610

Estamos en pleno inicio de curso. Para algunos es su primer curso de algo: educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato, ciclos formativos, universidad…otros. Dejo ahí lo de otros porque a veces en temas de educación/formación no se incluyen muchas otras formaciones

El inicio del curso invita también a reflexionar. La educación debería ser aquella formación que nos preparase para la vida. Y a veces, desde fuera, parece que no es para nada así. Tengo algunos adolescentes en consulta, y este verano he conocido una chica que empezaba este curso Bachillerato y estuvimos hablando sobre qué quería hacer después. Había escogido un tipo de Bachillerato, y me confesó que a ella le gustaría hacer Psicología (para ello debería haber escogido otro Bachillerato diferente), pero que su padre le había dicho que escogiese algo que tuviera salida (parece ser que Psicología no tiene mucha salida😉. Qué error orientar a un niño/a o un/a joven en función de las salidas laborales (o sólo tener en cuentas éstas)…En este sentido, creo que en cualquier profesión dedicada a los otros, especialmente para aquellos que se dedican a la educación, debería ser obligatorio leer o escuchar a sir Ken Robinson . Se debería poder enfocar la vida en función de nuestras pasiones, de aquello en lo que nos encontramos bien mientras lo hacemos. Las personas que han tenido éxito en la vida, en general, lo hacen con algo que les gusta. Es cierto que hay que formarse de una manera u otra, y es cierto que hay que esforzarse, y hay que invitar a plantearse proyectos  y objetivos a corto, medio, largo plazo. Pero no tiene que ser una carrera universitaria o algo estrictamente “reglado”.

Seguir leyendo »

Foto: Norma Grau, elsotanophoto.com

Este mes de julio hará 20 años que acabé la licenciatura de Psicología en la Universidad Autónoma de Barcelona. A veces me parece que fue ayer cuando acabé. Sin embargo, cuando pensaba en este verano, y contaba los años, se me ponían los pelos de punta. 20 años ya!! Quizá porque me sigo sintiendo una jovencita, quizá porque sigo aprendiendo y estudiando, por todo lo que me queda por conocer y saber…Lo cierto es que me parecen un montonazo de años! Si tengo que resumir todo este tiempo, la palabra o palabras serían APRENDER/APRENDIZAJES. He tenido 20 años de gran riqueza.

Seguir leyendo »

Blond Boy Crying

No voy a contestar, era simplemente una pregunta retórica. El último día de consulta me lo pasé normalizando la sensibilidad, y prometí escribir de ello en honor a todas las personas sensibles, incluida yo misma.

Desde que tenemos uso de razón hemos escuchado alguna vez lo de “no llores”, las personas a nuestro alrededor se han sentido incómodas o a veces molestas por ver llorar, y se nos ha instado a ser valientes para todo: para ir al cole, para recibir un pinchazo, pasar por una cura o una operación. Tanto, que se identifica ser sensible con ser débil o cobarde. Nos tenemos que tragar las lágrimas, ser fuertes, tirar adelante y ver el lado positivo de la vida.

La sensibilidad emocional no es sólo llorar “mucho” o “más que la media”, o por todo, sino que a veces es estremecerse con un poema, vibrar con la música, o con un gesto cariñoso. Tiene que ver con sentir empatía, con cuidar a las otras personas, consolarlas, con percibir más allá en las relaciones interpersonales. Tiene que ver con una sensibilidad social, con la moralidad, el sentido de la justicia. Y esa sensibilidad emocional puede acompañarse por una sensibilidad sensorial, con lo cual, los aromas, el tacto, el olfato, la vista, el oído se hayan acrecentados y todo puede llegar a ser tan hermoso o tan doloroso.

Pero esto de ser sensibles, ¿de dónde nos viene? ¿Nos han malcriado?, ¿estamos acostumbrados a tener de todo y cuando nos falta algo nos hundimos? ¿Nacimos débiles?
Seguir leyendo »

020-cp0030-reunion-saintdenis-cilaos-pierre-salazie-entredeux-stemarie-petiteile-sergio-reboredo

Existe una queja casi unánime en mi consulta en los casos de duelo por la pérdida de un ser querido, de la cual he sido más consciente recientemente al haber pasado personalmente por una pérdida: pasados los primeros días de la noticia, nadie te vuelve a preguntar cómo estás ni te vuelve a nombrar a la persona que murió.

Seguir leyendo »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 123 seguidores